martes, 29 de marzo de 2016

La Verdad es hija del tiempo



Cuenta la historia familiar que en una travesía en el antiguo Ferry” María Guevara”entre  Pto La Cruz y Margarita, un niño de apenas 8 años con aparatos y muletas , se salvó de caer por la borda ya que sus incómodos hierros se atascaron con el pasamanos y aparejos de cubierta impidiendo la inminente caída al mar.

Siendo hijo de una pareja de trabajadores públicos , su padre, empleado civil de la Marina de Guerra y la madre, empleada del entonces Instituto Nacional de Obras Sanitarias (INOS) en su incipiente sección de máquinas perfo  verificadoras IBM , este joven se vio en la necesidad de convertirse desde muy temprana edad en un guerrero para enfrentar las diferencias que de una u otra forma la vida comenzaba a presentarle con su enfermedad de Legg de Perthes y que con constancia ,empeño, fe y mucho amor familiar le permitieron salir adelante . Nació en Caracas un 29 de Diciembre de 1961, con la naciente Democracia amenazada por las ideologías revolucionarias , siendo el primer varón de las 2das nupcias de su madre antecediéndole 4 hermanas (Thirza Mary,Elsa Marina,Ana Zoraima,Francis Marlene) y siete años después por un hermano.(Alexander José)

Esta enfermedad es una mala formación congénita del fémur  que afecta su funcionamiento físico con la cadera y el pie, obligando a usar a sus poseedores ,de aparatos de suspensión para evitar el desgaste anormal del hueso hasta su normal desarrollo, felizmente esto ocurre en forma satisfactoria luego de usar aparatos y rehabilitación hasta los 12 años, con todo lo que representaba una niñez limitada, fue una infancia muy feliz donde el esfuerzo físico representó un reto que siempre impulsó el deseo de cumplir y trabajar para lograr las metas.

 Pasa el tiempo y retoma una módica actividad física que  a pesar de considerarla normal tenía un marcado antecedente limitante, pero lejos de limitar siempre fué un incentivo para proyectar en el futuro una carrera que ameritaba  de un esfuerzo físico prolongado con disciplina y constancia, es así como se acaricia la idea de la carrera militar, modelado por la presencia de los militares de la familia, un cuñado Oficial del Ejército, otro Oficial de la Guardia Nacional, un primo cadete de la Efofac ,y otro primo piloto de helicópteros de la Fuerza aérea.

El susto señalado en el primer párrafo, junto a visitas  posteriores a instalaciones Navales acompañando al padre en su trabajo y en los hombros de este con todo y aparatos, podrían explicar ese amor por el mar y lo naval, que posteriormente darán razón de vida a su orientación profesional, el hermano recuerda en conversación que el padre en una oportunidad le dijo con orgullo que a pesar de las muletas y su limitación el hijo mayor, en un paseo en el Puerto de La Guaira le había dicho que algún día iba a manejar uno de esos barcos grises.La verdad es hija del tiempo y este permite ver la inmensidad de las verdades.

7 comentarios:

fereirah dijo...

Esta primera parte esta muy bien lograda, ya q con pocas palabras relata una buena parte de tu vida, te felicito sigue adelante

Ana Evangelina Di Marzo Cantón dijo...

Primo se me hizo un nudo en la garganta. Eso se llama perseverancia! Dios te bendiga. Espero la próxima entrega. Un Abrazo. Ana Evangelina

Víctor Micheli dijo...

Bz my friend, on the road for a good writer...

carlos Escalona dijo...

vamos vamossss..MM...aaaa laaa carrrgaaa

raul antonio bustamante pulido dijo...

congratulaciones colega amigo, que siga la historia para traer a mi mente reucerdo vividos y a ver si como Asdrubal, me animo a difundirlos...

Antonio Danzer dijo...

Salud Almirante. Excelente trazos de su pluma.
Pendiente de su historia, muy interesante, por cierto, sus logros a pesar de las adversidades. Lo felicito.

Un gran abrazo. Y que esa brisa de la mar siempre lo lleve viento en popa.

Pedro San Miguel dijo...

Me ha gustado mucho, es corto, sencillo, pero lleno de sentimientos.